4 Consejos para optimizar el uso de la crioterapia en la recuperacion de lesiones

4 Consejos para optimizar el uso de la crioterapia en la recuperacion de lesiones La crioterapia es el uso de frío terapéutico para tratar las lesiones con el fin de aliviar el dolor, reducir la inflamación y acelerar el proceso de curación. Este método de tratamiento puede ser suministrado de múltiples maneras, como por ejemplo aplicando bolsas hielo tradicionales, paquetes de gel, baños de hielo y dispositivos de terapia fría que también emplean compresión activa. De las muchas opciones disponibles para la recuperación de lesiones, la crioterapia es una que ofrece varios beneficios, tales como:
  • Menos medicamentos – Tratar el dolor naturalmente con el frío puede reducir la necesidad de analgésicos.
  • Mejor calidad de vida – Menos dolor e inflamación pueden conducir a una mejor movilidad y una recuperación más rápida.
  • Conveniencia – El tratamiento no requiere mucho tiempo y se puede hacer en su propia casa.
La crioterapia funciona amortiguando temporalmente las terminaciones nerviosas para reducir la sensación de dolor. El metabolismo celular también se ralentiza, lo que conduce a menos muerte celular y por lo tanto menos necesidad de reparación de tejidos. Esto ayuda a contribuir a un proceso de curación más rápido, porque el cuerpo no tiene que hacer tanto trabajo para volver a su estado normal. Si además añadimos la compresión activa, esto nos permitirá reducir aún más la inflamación eliminando el exceso de líquido del área lesionada.

Cuando se trata de recuperación de lesiones, la crioterapia se puede optimizar con cuatro consejos simples:

 

Trate las lesiones durante el tiempo de inactividad

Durante el proceso de recuperación de lesiones, puede aplicar la crioterapia varias veces al día en sesiones de 15 a 30 minutos. Aproveche los períodos de inactividad durante todo el día para permitir que el frío terapéutico penetre en el área lesionada. La aplicación de frío a intervalos regulares ayudará a mantener la inflamación al mínimo y evitar que el dolor se vuelva demasiado intenso. Incluso puede hacerlo justo antes de acostarse para ayudar a mantener el dolor a raya y obtener un sueño más reparador.   Combine crioterapia con masaje Las lesiones de los tejidos blandos pueden beneficiarse del masaje terapéutico para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a los músculos, tendones y ligamentos dañados. Traer más sangre a la lesión permite a las células obtener más oxígeno y nutrientes, que son esenciales durante el proceso de reparación. El masaje también ayuda a eliminar los residuos celulares y el exceso de líquido, lo que lleva a menos inflamación. Espere varios días antes de comenzar el masaje, porque los tejidos suelen estar sensibles al tacto inmediatamente después de una lesión.   Combine la crioterapia con calor Después de que la inflamación inicial de la lesión ha comenzado a disminuir, por lo general después de varios días, la terapia de calor se puede alternar con la terapia de frío. Muchas personas encuentran que la terapia de calor es calmante para los músculos adoloridos. Al igual que el masaje, el calor terapéutico ayuda a aumentar el flujo de sangre y nutrientes, ya que dilata los vasos sanguíneos. El calor también puede ayudar a aumentar el rango de movimiento al aflojar los músculos apretados.   Utilice los sistemas más eficientes El hielo y las toallas pueden estar fácilmente disponibles, pero ésta no es la manera más eficiente de emplear la crioterapia. El uso de un dispositivo de terapia en frío permite que el frío penetre más profundamente, lo que permite que los beneficios duren más. Los sistemas de terapia fría también le permiten aplicar el tratamiento directo, y sin preocuparse por mojarse o quemarse. Mediante el uso de un envoltorio conveniente que se ajuste al cuerpo, puede rápida, cómoda y segura obtener el tratamiento de crioterapia más eficaz disponible. Debido a que es tan fácil, puede ser más que probable que realice sesiones de tratamiento adicionales durante todo el día, lo que significa que puede recuperarse más rápido. Si está pasando por una recuperación de lesiones, la crioterapia es una opción de tratamiento segura y efectiva que quizás desee considerar. Para obtener más información sobre cómo la combinación de crioterapia y compresión puede conducir a una recuperación más rápida de las lesiones y a reducir los gastos, llámenos al 91.441.29.68 o pídenos información a info@game-ready.es